domingo, 22 de octubre de 2017

EEUU e Israel se retiran de la Unesco por su “sesgo anti-israelí”

Estados Unidos e Israel han anunciado que se retiran como miembros de pleno derecho de la Organización para Educación, la Cultura y la Ciencia de las Naciones Unidas (Unesco). 
El Departamento de Estado de EEUU ha explicado su decisión, motivada por lo que consideran un “continuo sesgo antiisraelí” en la agencia.
El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, no solo aplaudió la decisión, sino que dio las instrucciones para que su país lo haga también. “Es una decisión moral porque la Unesco se convirtió en un teatro absurdo y porque en lugar de preservar la historia la está distorsionando”, afirma el jefe del Ejecutivo israelí.
El comunicado remitido por el Departamento de Estado precisa que la salida de Estados Unidos de la Unesco se hará efectiva el 31 de diciembre de 2018.Aunque la cancillería estadounidense asegura que su país pretende continuar como “estado observador, aportando puntos de vista, perspectivas y experiencia a la protección del herencia mundial, defendiendo la libertad de prensa y promoviendo la colaboración científica y la educación”. Un mensaje para el que hace un requerimiento expreso a su directora general, Irina Bokova.
POLÉMICA RESOLUCIÓN
Desde 2011, año del reconocimiento y entrada de Palestina en la Unesco, la tensión ha ido creciendo en el organismo.
En Israel se percibió como un ataque directo la resolución tomada el año pasado de declarar la Explanada de la Mezquita Al-Aksa, como patrimonio sagrado únicamente de los musulmanes. El texto de la Unesco no mencionaba ni el término hebreo para el sitio -Har HaBait- ni su equivalente en inglés¡. El sitio se presenta sólo por sus nombres musulmanes – Mezquita de Al-Aqsa y Haram al-Sharif.
Esto fue entendido en Israel como un ataque a su identidad histórica. “Con esta decisión absurda, la UNESCO ha perdido la poca legitimidad que le quedaba. Pero yo creo que la verdad histórica es más fuerte y la verdad va a ganar”, dijo entonces Benjamin Netanyahu.