Histórica canonización de Juan Pablo II y Juan XXIII

Dos enormes retratos de Juan XXIII y de Juan Pablo II presidieron la ceremonia en la que fueron declarados santos. Bajo su mirada, el papa Francisco y el papa emérito Benedicto XVI oficiaron una histórica ceremonia a la que asistieron cientos de miles de fieles, que cantaron y rezaron y guardaron silencio bajo una lluvia fina. La de este domingo fue la primera jornada “con cuatro papas” en la historia de la Iglesia.
La plaza, que se llenó rápidamente después de que se abrieran las puertas a las cinco de la mañana, rompió el silencio respetuoso en contadas ocasiones: cuando Benedicto XVI hizo su aparición, cuando Francisco salió de la Basílida y cuando ambos se saludaron.
Poco después de las 10:30 hora local (8:30 GMT), llegó el que era quizá el momento más esperado por los fieles. Y Francisco pronunció una palabra latina que muchos parecieron comprender: “Decernimus” (“Lo ordenamos”). Un mandato que convirtió en santos para la Iglesia católica a Juan XXIII y Juan Pablo II. Fuente: CristianoDigital.net